Pulsa "Enter" para saltar al contenido

7 malos que tenían más razón que un santo

Dar vida a una película de animación puede ser una tarea tremendamente complicada. Puede ser tentador pensar que, al ser “dibujitos”, es mucho más sencillo que una película de imagen real. Pero nada más lejos de la realidad, las películas de animación suponen muchísimas horas de trabajo y mucho, mucho dinero, lo cual lleva a muchos animadores a reusar material de películas anteriores, y Disney es la reina en este aspecto.

7 malos que tenían más razón que un santo

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *