Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Categoría: Deportes

Deportes

Correr es de cobardes y sudar molesta. Pero ver deportes desde el sofá de casa, comiendo patatas y una bebida que colapse las arterias es una gozada. Sobre todo si estás fresquito con la refrigeración.

Nada como estar en casa gritando a la tele y dando indicaciones de lo que deberían hacer los jugadores, como si fueras entrenador campeón de cinco Champions y veinte ligas, pero en realidad no has ganado nada ni en el FIFA.

¿Por qué nos importa lo más mínimo que once millonarios en calzoncillos ganen o dejen de ganar dando patadas a un pedazo de cuero? Se trata de una pregunta que vuelve locos a los filósofos desde tiempos inmemoriales, pero, qué le vamos a hacer. Hay pocas cosas más apasionantes.