Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El Barça, un triste futuro de Messi y migajas

Hace no tanto tiempo, muchos jugadores se partían la cara con quien fuera con tal de venir al Barça, presionaban a sus clubs y esperaban un año, si hacía falta, en su antiguo club en vez de saltar a otro grande. Había pastizales indecentes de por medio, obviamente, pero jugadores como Villa, Cesc o Neymar ficharon por el Barça rechazando ofertas mayores de otros equipos.

Este año hemos empezado el verano hablando de Verratti, que si se había declarado en rebeldía en el PSG, que iba a forzar su salida y que se le hacía el culo gaseosa por venir al Camp Nou. Bueno, pues va a ser que no. Vista la dificultad de fichar al italiano, el Barça ha improvisado un interés por Ceballos después de que este borrase de la alineación a Dennis Suárez en el Europeo sub 21. Todo muy bonito, también, para que el jugador acabe en el Real Madrid.

Fichajes del Barça: de buscar a Verratti a un tal Paulinho

El Barça, un futuro de Messi y migajas

Ahora todo apunta a que próximo fichaje para necesitadísimo el centro del campo culé será Paulinho, un futbolista brasileño de 28 años que tras un par de temporadas en el Tottenham lleva dos años en el Guangzhou Evergrande de la supercompetitiva liga china. Droga muy dura para el cuerpo. Con 28 años y dos años cobrando una millonada por jugar pachangas en China, posiblemente la mejor aportación que pueda hacer Paulinho al Barça es hacer parecer buenos a Arda Turan y André Gomes. Por contraste.

El verano es muy largo y quizá haya una estrategia de desgaste para fichar a Verratti -según L’Equipe, el asunto no está tan muerto como parece-, la secretaría técnica igual tiene localizado a algún joven portento por descubrir (improbable, pero al descubrimiento de Umtiti me aferro). Pero lo cierto es que el centro del campo del Barça necesita refuerzos urgentemente.

Pieza que se va, tronco que lo sustituye

Fichajes del Barça: un futuro de Messi y migajas

Iniesta ya no está para competir a alto nivel más allá de partidos sueltos y Rakitic es un extraordinario jugador, pero incapaz de llevar el juego como lo han hecho Deco, Xavi o Iniesta a lo largo de esta última década. Busquets bastante tiene con tratar de tapar las vías de agua del equipo. Y lo peor es que hay muy pocos jugadores capaces de hacerlo y la mayoría están en el Bernabéu.

Hace dos temporadas, cuando se buscaba un central que sustituyese a Puyol, se comenzó el verano haciendo una ofensiva por Thiago Silva y se acabó fichando a Mathieu y al ataúd de Vermaelen. Cuando se han marchado otras piezas importantes como Xavi o Alves, los sustitutos solo han servido para echar unas risas con los memes de Twitter.

Sin plan y sin dinero

Además de una planificación más que dudosa, parece que el Barça no tiene el músculo económico para realizar desembolsos importantes. Tal vez sea porque la junta no sabe sumar dos y dos sin meterse en un lío con hacienda, aunque parece que habían conseguido algo de dinero extra manipulando los precios del Seient Lliure, aunque capaces de haberse olvidado el maletín en un taxi.

Así las cosas, parece que hay alerta roja en el Paraíso. Está Messi, que él solo es capaz de hacer de un equipo mediocre un equipo competitivo. Pero detrás de el argentino no hay nadie capaz de armar un poco de fútbol. Todo puede cambiar si se ficha a Verratti o un jugador de su nivel, porque el tridente con el italiano y Rakitic por detrás pueden hacer muchas cosas, incluso sin tener un fondo de armario amplio como con el que el Madrid ganó la pasada Liga.

Pero si la solución es Paulinho, que Cruyff nos coja confesados. Y la tropa esta todavía no ha empezado a construir el estadio nuevo…

Un Comentario

  1. Jane Doe
    Jane Doe 17 Julio, 2017

    te ha faltado un “hala madrid”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *