Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Homenaje a los trolls: gracias por estar siempre ahí para animar Internet

Y al octavo día Dios creó Internet. Como vio que todo estaba muy vacío, lo llenó de Internautas. Al principio todos se llevaban bien, charlaban, se daban likes y se enviaban corazoncitos por Instagram. Pero entonces a uno de ellos vio que aquello era demasiado aburrido, demasiado bucólico y pastoril. Y entonces comenzó a dejar mensajes injuriosos. Y todo el mundo entró al trapo.

Y se hizo el caos.

Homenaje a los trolls: gracias por estar siempre ahí para animar Internet

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *