Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Mafia, Nixon y caimanes: el sindicalista que desapareció sin dejar rastro

Jimmy Hoffa se esfumó en 1975 tras una vida marcada por sus vínculos con la mafia y con el presidente Richard Nixon.

“Ese hijo de puta de Tony Jocks organizó este encuentro y ya llega media hora tarde”, gritó Jimmy Hoffa por un teléfono público situado a detrás del restaurante Red Fox, en Detroit. Eran las 15.27 del 30 de julio de 1975 y hablaba con Louis Lindeau, el antiguo presidente de un sindicato de camioneros local con quien Jimmy Hoffa planeaba recuperar la presidencia de la Hermandad Internacional de Camioneros. Había quedado con Anthony Provenzano, “Tony Pro” , un líder del sindicato de camioneros neoyorkino y con un mafioso, Anthony Giacalone, de Detroit. Lindeau le dijo que se calmase y que pasase por su oficina antes de volver a casa. Nunca más se supo de él.

En El Español:

Mafia, Nixon y caimanes: el sindicalista que desapareció sin dejar rastro

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *